¡QUÉ TE CAES!
15/01/2020

¡Qué te caes! Todos hemos gritado u oído gritar esta frase . La reacción de los padres tiene muchísimo que ver con la que tendrán sus hijos ante situaciones nuevas y/o peligrosas.

Analicemos distintas reacciones en un parque cuando un pequeño se acerca a un tobogán y escucha ¡qué te caes!:

  1. ¡Qué te caes!: El niño se sube a un tobogán, el adulto se levanta y grita: “Qué te caes, cuidado, donde vas que te matas”. El niño mira y piensa: “Ostras esto es gordísimo, ojo que este peligro es muy grande y tengo que asustarme. Mejor lo dejo por ahora”.
  2. ¡Qué te caes!: El niño se sube al tobogán, se cae y el padre sale corriendo como si de una maratón se tratara, mientras grita asustado: “Dios mio ¿qué te has hecho? ¿estas bien?, a ver déjame que te mire, ¿dónde te has dado?, no te vuelvas a subir en el tobogán”. El niño piensa: “Ostras! vaya torta me he dado por la cara de mi padre entiendo que esto duele mucho y que tengo que llorar!”.
  3. ¡Qué te caes!: El niño se sube al tobogán se cae y la madre se acerca tranquila para preguntar “¿Estas bien? ¿te has hecho daño?”. El niño le mira y piensa: “Pues si viene y me consuela, es que tengo que llorar”.
  4. ¡Qué te caes!: El niño se cae del tobogán, la madre le observa ve que se levanta, la mira  y sigue jugando y ella le guiña un ojo.
  5. ¡Qué te caes!: Mira a su padre y se toca la rodilla con cara de me he hecho daño. El padre  tranquilamente le dice: “¿Estas bien?” .

Con cuál de todos te identificas? . La próxima vez que tu hijo se caiga recuerda lo que te contamos a continuación.

Los niños cuando se caen, reaccionan más al tono de voz y los gestos que al mensaje verbal y además imitan la reacción de los padres a la situación que enfrentan.

Más, si estas son novedosas. Nuestros gestos expresan nuestra emoción en ese momento. Luego, si grito y me asusto con cualquier caída por leve que sea, mi hijo hará lo mismo.

Ya veis, caerse de un tobogán es una situación cotidiana y maravillosa para enseñarles a reaccionar con tranquilidad en situaciones nuevas que siempre provocan cierto estrés y eso queridos padres, también es educación emocional.

Así lo hemos contado hoy en ATREVETE