DAR LAS GRACIAS
15/01/2019

Dar las gracias es una norma social que facilita la convivencia en los distintos entornos donde nos movemos. Pero además, dar las gracias es una forma de aprender a valorar el esfuerzo que otros hacen por nosotros y entender las consecuencias de una buena conducta.

Cuando los hijos aprenden a dar las gracias, no solo son “muy educados”, también desarrollan dos valores fundamentales para su desarrollo:

  • Empatía, al otro le reconforta cuando le reconocemos el esfuerzo.
  • Disminuye el nivel de exigencia discriminan el valor de hacer algo por otros

Ya lo dice el refranero: “es de bien nacidos ser agradecidos” y no le falta razón. Dar las gracias es una habilidad social que mejora nuestras relaciones interpersonales. La gente nos trata mejor si agradecemos. Es fácil aprender si les ayudamos a:

  1. Identificar situaciones en las que alguien hace/dice algo que nos gusta. “Gracias, me has hecho un favor enorme guardando mi estuche”, “Gracias por tu cumplido, yo también me veo mejor con el pelo corto”
  2. Entonces tendrá que decir gracias al otro añadiendo una pequeña explicación de lo que le ha gustado. “gracias papá, tener zumo en el desayuno me encanta”, “Gracias por prestarme tu balón este rato”
  3. Anímale a sonreír cuando da las gracias. Favorece que el otro se sienta mejor y no cuesta nada hacerlo.

Una de las cosas más importantes para que usen esta habilidad es escuchar cómo damos las gracias en casa . Los padres son modelo a imitar y si ven como tras un “gracias por hacer mi cena favorita” damos un beso a nuestra pareja que sonríe cuando lo recibe, estaremos enseñándoles:

  • A dar las gracias
  • A hacer un cumplido
  • A manifestar emociones
  • A hacer que el otro se sienta bien

En definitiva, un pequeño gesto lleno de grandes aprendizajes. Os animo a dar las gracias! que en estos casos mejor pasarse que quedarse corto.

Así lo hemos contado en ATREVETE