EN DOS MINUTOS ME VOY A LA CAMA
21/11/2018

“En dos minutos me voy a la cama, te lo prometo” y luego dos más y luego tengo sed y luego quédate a mi lado hasta que me duerma . Las excusas para irse a la cama son proporcionales a la desesperación de los padres para que se duerman.

Los niños necesitan  dormir una media de 10 horas para rendir al día siguiente, para asimilar lo aprendido el día anterior y para favorecer un crecimiento óptimo.

Padres e hijos tiene que descansar porque el “insomnio familiar” produce entre otras cosas: irritabilidad y problemas de concentración.

Irse a la cama  es un hábito que se  aprende cuando va acompañado de una rutina diaria. Os recuerdo que los hábitos dan seguridad al niño y que podréis conseguir que se acuesten a la hora, si tenéis en cuenta estas tres pautas:

  1. Que sea siempre en el mismo sitio. Su cama
  2. A la misma hora : avisando 10 minutos antes de que llegue el momento y adelantándonos a sus excusas: “quedan 10 minutos, termina lo que estas haciendo, vamos a beber agua y te acompaño a tu cama”
  3. De la misma manera. Os propongo una opción de rutina: baño, cena, actividad relajada, cuento, beso despedida y a dormir.

Os dejo el audio de ATREVETE dónde analizamos algunas dificultades y como resolverlas cuando los niños dicen: ” en dos minutos me voy a la cama”

Un saludo