NIÑO HIPERREGALADO, NIÑO DESCONCENTRADO
09/01/2019
15:42

Y no lo digo yo. Lo dicen quienes estudiaron qué ocurría cuando un niño tenía acceso a muchos juguetes frente a los que tenían menos y… se cumplió. Por eso me gusta el título niño hiperregalado, niño desconcentrado.

Resulta que cuantos más juegos tienen a mano, más tardan en decidirse por alguno y menos tiempo dedican al juego en sí.

Jugar, entrena de forma lúdica la concentración. Sobre todo cuando empiezan y terminan el juego y  estimula la creatividad. Esta última además de los beneficios popularmente conocidos,  se necesita para generar muchas soluciones a un mismo problema. Es decir, les convierte en personas más flexibles y empáticas.

Luego viendo las ventajas, revisa la estancia donde tus hijos tengan los juguetes y:

  • Retira los que ya no usan
  • Déjales a mano unos cuantos, para que al verlos, quieran usarlos: unos de construcción, uno simbólico, dos de juego al aire libre, un par de juegos de reglas y material de dibujo y manualidades…
  • Guarda unos pocos y sácalos dentro de un tiempo. El efecto novedad les aumenta las ganas de utilizarlos
  • Calcula que los juguetes no pasen de unos 15
  • JUEGA CON ELLOS

A veces, simplemente ordenar la habitación de tu hijo puede parar esa necesidad de saltar de actividad en actividad sin freno. Ayúdale a llevar a cabo un “juego sano” con el que desarrolle su creatividad y concentración mientras se divierte.

Así lo contamos en ATREVETE