RETIRAR LAS PANTALLAS SIN QUE SE ENFADEN
07/06/2019

“Retiro el móvil y se arma un follón de aquí te espero. Está enganchado, es un adicto”. Oigo este comentario con mucha frecuencia. Así que vamos a ver por qué ocurre y cómo podemos enseñarles a que apague la pantalla con tranquilidad.

POR QUÉ SE ENFADAN CUANDO LES RETIRAMOS LA PANTALLAS

Ya sabemos que las pantallas tienen un potente componente adictivo, no hay más que ver cuántas veces consultamos nuestro móvil los adultos. En  edades tempranas no hay AUTOCONTROL. Estos es, no cabe pensar: “esto que me encanta voy a dejar de hacerlo, que tengo que ducharme y cenar” y como les gusta taaanto que no se dan cuenta ni de que tienen ganas de hacer pis… pues cuando se lo retiras el enfado es monumental.

La parte positiva es que podéis utilizar esta situación para trabajar su autocontrol si seguís las pautas que os comento a continuación.

PAUTAS PARA APAGAR LAS PANTALLAS CON TRANQUILIDAD

El objetivo es que lo apaguen ellos solos y si puede ser, de forma tranquila

  • Cuando se lo entregues dile que será un rato y les avisarás 5 minutos antes para que pueda terminar la partida, el vídeo etc. y que si lo apagan y lo entregan de forma relajada. Luego, cuando terminen con sus tareas, podrán usarlo de nuevo 10 minutos más o le leerás un cuento o jugareis un rato a lo que decida.
  • Acércate a él cuando vaya llegando el momento y dile que en breve tendrá que apagar la pantalla.
  • Vuelve cuando queden 5 minutos del tiempo establecido y repite: “en cinco minutos tendrás que apagar la pantalla y dármela”

Cuando llegue el momento pídele que te lo entregue apagado. “Un ratito y ya!”, “acabo la partida y te lo doy” serán las súplicas de tu hijo. No te alteres (será lo más difícil), recoge la pantalla y sigue con la acción que toque.

Si eres capaz de mantener la calma y cumples con los mismos pasos unos días. En poco tiempo, acabareis  el día leyendo, jugando o viendo juntos la pantalla. Habrás conseguido trabajar el autocontrol de tu hijo.

Así lo hemos comentado en ATREVETE