NO HAGÁIS SUPERHIJOS

Educar es una de las labores más interesantes de nuestra vida e implica asistir (en el pleno sentido de la palabra, esto es, de las necesidades más básicas a aquellas que tienen que ver con lo puramente emocional)  a los hijos desde que nacen. Por eso, es una tarea  cansada que no termina nunca y de cómo lo hagamos dependerá que los niños de hoy se conviertan mañana en adultos felices.

Definida la responsabilidad que los adultos tenemos en la educación de los más pequeños, suele asaltarnos la duda sobre si lo estamos haciendo bien o no.  No cometáis el error de pensar que hay que ser perfectos, nada más lejos del concepto de educar. Nuestros hijos, como nosotros, cometerán errores porque tienen derecho a ello. Nunca he pretendido extender la idea de que tenemos que hacer niños perfectos, “super-niños”, pero sí me preocupa que perdamos la oportunidad de que desarrollen todo el potencial del que son capaces.

Haced del  tono positivo  la forma de comunicación familiar y no tengáis miedo a establecer obligaciones para los hijos, estaréis evitando que se conviertan en meros sujetos de derechos. algo que falta hoy en día es trasmitir que para disfrutar de los derechos hay que cumplir con las obligaciones.

Hasta pronto

Rocío Ramos-Paúl Salto

www.rocioramos-paul.com

Más artículos

LAS PALABROTAS

Las palabrotas oídas en niños suenan muuucho. Aunque las usen sin intención puesto que no conocen su significado, es hora de aprender que ofenden al

Leer más >

CELEBRAR EL CUMPLEAÑOS

La celebración de los cumpleaños a debate. ¿A quién no le gusta una fiesta? ¡Hay que celebrarlo todo! somos muy fans de esta filosofía. Así

Leer más >
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?